­

Grupo Vocal Argentino

Valora este artículo
(1 Voto)

En el año 1974 aparece un joven músico muy talentoso -estudiante de medicina- Carlos Marrodán, quien se aboca a la tarea de formar un grupo vocal, seleccionando a los siguientes integrantes: Carlos Heredia, Carlos Fanelli, Eduardo Curetti, Raúl Bissón, José María  Bravo, Adrián Gómez, Ricardo D´Agostino y Roberto Maldonado. Forma un octeto y con él, desarrolla sus  mejores ideas musicales guardadas hasta ese momento. La temática abordada está firmemente dirigida al cancionero folclórico argentino, continuando y ampliando las excelentes ideas del Grupo Vocal Argentino que creara el Maestro Chango Farías Gómez en el año 1966 y que él mismo disolviera en el año 1969.
2-Renace el GVA
Carlos Marrodán produce rápidamente una cantidad de arreglos, que serían admirados por sus pares y grupos vocales en general, sobre una excelente selección de temas con el firme objetivo de grabar su primer LP. En una movida impetuosa convoca al Maestro Farías Gómez para que escuchara los arreglos producidos, y recibe como respuesta “porqué no lo llamas Grupo Vocal Argentino”? Este aval y aprobación incondicional del Maestro, queda reflejado en una hermosa nota que figura en el anverso del primer LP de ésta nueva formación en la que expresa clara y afectuosamente “Hoy le paso la posta a Carlos. Yo sé que la llevará a gran destino. Este es su primer examen como músico. Por mi experiencia le digo que acá los exámenes son diarios, que es cuestión de no aflojar. En éste disco tengo una pequeña intervención, a título de apoyo. De aquí en más, es Carlos el que decide. Gracias Carlos y suerte. Chango.”.
Recordemos que en el año 1966, después de dejar su primera creación, los Huancahua, en manos de su hermano Pedro Farías Gómez, el talentoso músico y arreglador Chango Farías Gómez crea el Grupo Vocal Argentino con esa  particular forma de interpretar temas de raíz folclórica que lo colocaría enseguida en un lugar preferencial dentro de la música popular argentina.
Esa primera formación iniciada como quinteto vocal estaba integrada por: “Popi” Scalisi, Galo Hugo García, los hermanos Jorge Raúl y Luis María Batallé y el propio Chango Farías Gómez. Alcanza una rápida repercusión en distintos medios y escenarios de nuestro país y de Latinoamérica y es contratado por el sello CBS, en el que graban un primer disco simple y enseguida dos LP.
Chango disuelve esta formación en el año 1969 dando lugar a una curiosa y no menos interesante historia posterior.
Luego de grabar su primer LP al que se denomina “Chango Farías Gómez Presenta”, reciben la buena noticia de parte del sello, de que esa primera edición se agotaba rápidamente. Esta nueva y sonora agrupación ahora con los arreglos y Dirección de Carlos Marrodán, vuelve a presentarse con éxito en distintos escenarios y medios radiales y televisivos de todo el país. 
3-Prohíben cantar al GVA
El cada vez más alarmante proceso de la Dictadura militar, que promueve el deterioro de los valores culturales, lo accionan duramente prohibiendo y persiguiendo a tantísimos referentes de nuestro arte popular y cerrando sistemáticamente todos los espacios de libre difusión. El GVA no escapa a este exterminio, del que se creía era solo cultural, y en el lapso de dos semanas se le cancelan seis actuaciones en los distintos medios televisivos, y es obligado a presentarse ante responsables de control de medios del ejercito, a dar una reseña escrita de sus actividades particulares y familiares. El Chango, a su vez, se ve forzado al exilio en Europa junto a otros numerosos artistas. Luego de estos hechos dolorosos, el GVA se ve imposibilitado de utilizar el nombre por figurar en las vergonzosas “listas negras” impuestas desde la cúpula militar, vaya uno a saber por que motivo en particular.
Cuatro de los integrantes del octeto: Carlos Heredia, Eduardo Curetti, Raúl Bissón y Ricardo D’Agostino, liderados aún por Carlos Marrodán y a quienes se suma su hermano Oscar Marrodán deciden trabajar en silencio en la búsqueda de nuevos arreglos y sonidos con incorporación de instrumentos. Como sexteto, utilizan transitoriamente el nombre de “Voces” y llegan a grabar y masterizar, una nueva obra que por las mismas razones enunciadas no logra editarse.
Carlos Marrodán decide radicarse en Santiago del Estero (motivado por una profunda búsqueda musical y razones profesionales) y su hermano Oscar emigra al sur del país en busca de trabajo. Estas deserciones representan otro duro golpe que lleva al grupo al borde de la disolución definitiva.
4-La vuelta del GVA y “Sueños del Alma”
Sin embargo los cuatro “sobrevivientes” de ese sexteto, reciben un aliento que resultaría crucial para la continuidad del grupo hasta nuestros días: el Maestro Manolo Juárez los anima a superar ese difícil trance convocándolos a compartir un proyecto vocal-instrumental con nueva temática y arreglos, junto al notable músico y compositor Oscar Tabernizo. 
Luego de un período de arduo trabajo se presentan como: “Trío Juárez” y “Voces”, en numerosas salas y medios de Capital e interior con el beneplácito del público y la crítica especializada. Esta transición que se extiende por alrededor de tres años, les permite renovar fuerzas de cara al futuro.
Con el advenimiento de la Democracia y el apoyo de Carlos Marrodán desde Santiago del Estero y la incorporación transitoria de Miguel Crosignani, vuelven sobre el proyecto iniciado en el año 1974 y la primera actividad es la de continuar con el legado musical y recuperan el nombre Grupo Vocal Argentino. También reciben un nuevo respaldo de parte de Chango Farías Gómez, ya regresado al país.
Consiguen rescatar milagrosamente el master grabado diez años atrás, y lo editan en el sello Melopea, con el apoyo de su director el músico Lito Nebbia, bajo el título “Sueño del Alma”.

5-El GVA se suma a una incipiente movida de los grupos vocales.
Chango y el grupo concurren como invitados de honor al 2do. Encuentro Nacional de Grupos Vocales en Venado Tuerto, Pcia. Santa Fe, en donde son recibidos como referentes de la música popular argentina.
Incorporan a Carlos Fanelli y Florencio Morales  (bajo y tenor) y vuelven como sexteto a los escenarios. Esta vez el compromiso es, además de interpretar los nuevos arreglos que Marrodán que les iba entregando en sus viajes a Bs. Aires,  incorporar los temas más representativos de la formación original, para darle así continuidad y coherencia a la obra.
Con la colaboración de los músicos Gustavo Hernández y  Marcelo Ortiz Rocca se escriben por primera vez las partituras de arreglos clásicos de Chango como: Zamba de los Yuyos, El Pinta´o, Ya me voy yendo, Villa de Villares. También otros de Marrodán como: Debajo de la Morera, La Finadita, Zambita del Caminante, Chakaymanta, La Pobrecita, etc. con el objetivo de dejar plasmado el inmenso arte de dos músicos excepcionales. De este evento, solo debemos la tarea de inscribirlos a nombre de cada uno de los arregladores.
6-El GVA promueve Ciclos Culturales
Con el objetivo de generar espacios, casi inexistentes para tantas expresiones de calidad de nuestra cultura, organizan en el Teatro de la Cova (cerrado por tantos años) el ciclo “Escenario Abierto” declarado de Interés Municipal por las autoridades del partido de San Isidro. Como anfitriones comparten escenario con excelentes músicos que carecen de espacios de difusión a los que se le suman luego otras consagradas figuras como Víctor Heredia, Jaime Torres, Lito Vitale, Jairo en apoyo al proyecto, en memorables conciertos a sala llena.
Organizan con igual éxito “Conciertos Naturales”, en el Auditorio San Rafael, titulado así por la excelente acústica de la sala que no requiere ningún tipo de amplificación. Se repite la participación de excelentes artistas invitados.
Carlos “Rata” García reemplaza a Florencio Morales y Javier García a Carlos Fanelli. Estas incorporaciones participan del último ciclo organizado por el GVA
en Bajos de San Telmo en el barrio homónimo, por el lapso de dos años al que llaman “Concierto Encanto”, con gran participación de notables músicos.
7-El GVA cuida y cuenta su historia
Enterados que en una ciudad no muy lejana un grupo vocal estaría haciendo gestiones para apropiarse del nombre Grupo Vocal Argentino, los integrantes proceden a hacer una consulta legal de la que resulta una recomendación de inscribir rápidamente el nombre en el Registro Nacional.
Comienzan a preparar en el sello Melopea la edición de un CD, en el que vuelcan además de sus nuevos temas, lo más representativo de su repertorio histórico en sus registros “originales” que lo titulan “Síntesis”. El disco es presentado en la sala Carlos Carella con enorme repercusión del público y la prensa especializada.
A esta emotiva presentación concurren todos los que fueran integrantes del GVA en las distintas etapas, los que al final del espectáculo, subieron al escenario a  cantar diversos temas. Un evento increíble.
El grupo cumple con un viejo anhelo y un postergado compromiso: visita Santiago del Estero, cuna de parte del repertorio que ejecuta. Luego de reportajes y entrevistas  en TV y radios locales, se presenta allí con sorprendente éxito ante un público que  lo ovaciona y lo recibe como embajadores de sus raíces. También se reúnen con distintos célebres artistas y referentes de la cultura santiagueña en una intensa y enriquecedora experiencia. Esta experiencia se repite varias veces y el resultado se traduce en un profundo conocimiento de las raíces musicales y sus magníficas historias.
Realizan actuaciones en Bs. As. y presentaciones en un importante festival en San Andrés de Giles y luego cerrando con la Misa Criolla la conmemoración de la Semana Santa en San Antonio de Areco, con masiva concurrencia de público.
En el 2001 tienen el honor de cerrar el ciclo: “Tiempo de Vocales”, junto a Los Trovadores, en una verdadera jornada de fiesta para la música vocal que había sido precedida por presentaciones de otros importantes e históricos grupos vocales.
8-Reconocimiento internacional
El extraordinario sexteto vocal estadounidense de gospel y jazz, “Take-6”, visita por segunda vez nuestro país y realiza una única presentación en el Teatro Gran Rex. El GVA tiene el honor de abrir ese espectáculo a sala colmada y es ovacionado en cada interpretación por un público que incluía notables artistas, y admiradores de la música vocal y de jazz. La prensa especializada refleja en sus notas el nivel de excelencia del concierto. Días mas tarde tienen la oportunidad de confraternizar e intercambiar experiencias con el grupo visitante en una inolvidable reunión privada, en la que también brilló la música.
El CD “Síntesis” es galardonado por la UNESCO con el PREMIO TRIMARG 99 como mejor interpretación de música popular de raíz folclórica, y la distinción fue entregada en el Salón Dorado del Teatro Colón de la Ciudad de Buenos Aires.
En ese momento Juan José Acosta reemplaza a Javier García, siendo ésta última incorporación la que completa la formación hasta enero del año 2006.
El GVA comienza a preparar la grabación de un nuevo CD, en uno de los más importantes estudios de nuestro medio, pero deben interrumpir la grabación porque aparece uno de los desafíos más importantes de su carrera.
El Grupo Vocal Argentino es convocado para representar a la Argentina, a competir en la 2° Olimpiada Mundial para coros y grupos vocales que se realiza en la ciudad de Busan, en la República de Corea (Corea del Sur), en Octubre del 2002. Con el aporte de los organizadores de la Olimpiada, la Comunidad Coreana Argentina, empresas coreanas en Argentina y Corea, empresas Japonesas, Cultura de la Cancillería Argentina y la Embajada de Argentina en Corea, el GVA puede realizar su Sueño Olímpico.
Una de las instituciones religiosas más importante de Corea, impulsada por los organizadores de la Olimpíada, nos invita a participar en el Festival de Música Sacra que se realizó en la ciudad de Seúl, donde el GVA interpretaría La Misa Criolla, tres días antes del comienzo de la Olimpíada. Lamentablemente no se pudo participar dado que los pasajes prometidos nunca llegaron a tiempo y nunca supimos bien el porqué.
Finalmente el GVA participa en la 2° Olimpíada para Grupos Vocales y Coros, y lo hace en dos categorías, Música Folclórica con Acompañamiento Instrumental, y Música Folclórica a Capella. En la primera recibe como premio la Medalla de Oro, y en la segunda Medalla de Plata.
Dado que no había podido participar en el Festival de Música Sacra en la Ciudad de Seúl, e informados del resultado de nuestra participación en las Olimpíadas, las autoridades de la Catedral Católica de la ciudad de Seúl contrata al GVA para cantar la Misa Criolla aprovechando la visita del Nuncio Apostólico ante la Santa Sede, recital al que también asistieron 16 embajadores de distintos países del mundo. Esta inmensa y hermosa Catedral además, contó con un lleno total de público coreano respetuoso y entusiasmado con nuestros ritmos.

El GVA continúa con su meta propuesta con nuevos arreglos y rescatando los temas consagrados no interpretados, gracias a la excelente labor del músico Gustavo Hernández. 
Junto a los Grupos Vocales “Consagrados” y algunos grupos nuevos, se proponen rescatar la labor de tantos grupos imposibilitados de expresar su música, y funda Tiempo de Vocales, un espacio para la difusión de todas las expresiones vocales de toda la República Argentina.
Por razones laborales insalvables, Ricardo Alberto D’Agostino (tenor) uno de los fundadores, debe abandonar la huella en enero del 2006. Luego de 31 años ininterrumpidos de labor fecunda el GVA tiene que lamentar su alejamiento no solo en lo musical y lo profesional, sino también en lo personal.
Pero cuando se ha trabajado con seriedad y profesionalismo como lo han hecho los integrantes del GVA, se cuenta con el reconocimiento de los pares, y enterados de este inconveniente, un integrante del grupo Cantoral nos recomienda un tenor con el que comenzamos a trabajar en febrero del 2006.
El nuevo integrante iba a tener la inmensa responsabilidad de reemplazar a un artista consumado, pero supero con creces la prueba. Rodolfo Raúl Cabrera venía de una experiencia similar ya que había formado parte de otro de los grupos que marcaron historia en nuestro cancionero popular, los Huancahua.
Y ahora nuevamente en el camino proyectado hace más de tres décadas, el GVA continúa con la tarea de recrear a nuestros grandes autores de la mano de un cada vez más reconocido y respetado Carlos Marrodán, quien además de continuar realizando arreglos con su inconfundible sello, incursiona con gran calidad en el campo autoral. Una de nuestras deudas es la de poder arrancarle arreglos y difundir su obra.    
Un nuevo desafío se suma a la carrera del GVA. Es invitado por la INTERKULTUR Foundation a participar en el 3° Festival de Música Sacra a realizarse en las principales Catedrales, Basílicas e Iglesias de Roma en julio del 2007. Dependerá de la sensibilidad de las Autoridades que el GVA se pueda presentar en dicho festival (no pudo hacerlo en las dos primeras invitaciones realizadas por los organizadores), para mostrarle al mundo una hermosa obra hecha por un Maestro Argentino con sus ritmos folclóricos.
Hoy el GVA acaba de presentar su último CD con los nuevos arreglos incorporados a su repertorio, los que presentará oportunamente en una gira por Argentina.

Consultar mas informacion del Grupo Vocal

Escuchar Audio del concierto en el auditorio de Radio Nacional en años anteriores

{rsfiles path="audio-Conciertos/2012/AQUEFLOREZCA.COM.AR-54=Coro de S.A.D.A.I.C.direccion_Mtro_Damian_Sanchez_y_Grupo_Vocal_Argentino_15-12-2012.mp3"}

Visto 2503 veces

Medios

Más en esta categoría: « Cuadrigal Vocal y Arena »
­